miércoles, 9 de febrero de 2011

Recuerdos para guardar

Parece que las desgracias vienen todas juntas. Hace unos días contaba cómo había fallecido un niña a causa de un accidente y hoy, tengo parte de la familia velando un cuerpo. Esta vez no fue un descuido, la culpable fue una larga y dolorosa enfermedad.

Tenía dos montones de apuntes que me molestaban y decidí guardar lo que ya no tendría utilidad por el momento. Entre ellos guardaba notas que he ido escribiendo a lo largo del cuatrimestre. Notas que me hacían sentir mejor, frases que alguien me había dicho en un momento de desesperación. Ojalá no hubiesen aparecido, preferiría vivir en la ignorancia de su existencia, ya que ni recordaba haberlas dejado esparcidas por el escritorio y los cajones. Una de ellas, he optado por dejarla de marcapáginas. Quizá sea una decisión errónea. En ella pone:

"Alguien que te miente, que juega con tus sentimientos, que no es capaz de mirarte a los ojos, que ha hecho que lo pases mal, que te hiere, que vuelve cuando tú no quieres saber nada... Esa persona no se merece ni conocerte."

Cómo estaría en ese instante en que lo escribí para plasmar esas frases tan duras.

Después tengo una parrafada. Fue el primer día de clase cuando me senté frente a la ventana, cuaderno en mano... El tema era la vuelta de vacaciones y lo que ello suponía, el reencuentro.

"No entiendo por qué no puedo dormir si tengo sueño. No soy capaz de despejar la mente y relajarme... Pienso en él y en todo lo que hay a su alrededor. Creo que le quiero, pero solo lo creo. No puedo quitármelo de la cabeza ni un segundo del día. 
Si le veo, mi corazón acelera, mis nervios no me dejan actuar con normalidad y lo único que consigo es girarle la cara y hacer como que no me importa cuando es todo lo contrario. Me gustaría hablar con él y confesarle todo lo que ronda por mi cabeza, pero soy incapaz.
Siento que me ha mentido, que tampoco le importo tanto como me dijo la última vez. Le creí y sé que si todo eso salió por su boca no fue para hacerme daño. Quizá está inseguro.
Yo tengo claro que él no es exactamente lo que busco, que es muy probable que todo esto sea una pérdida de tiempo, pero si él tuviera ese miedo que tengo yo de perderle, sería el chico de mi lista.
No sé cómo actuar, no sé si es mejor hacer como que no me importa o ponerme en ello y demostrarle que me importa demasiado.
No es perfecto y cuando estoy con él decae todo mi orgullo, parezco otra. 
Me acerqué y es como si me hubiese rechazado, ha actuado como yo lo hice la última vez. Puede que yo no le importe o puede que demasiado.
El tiempo lo dirá pero, hoy, le sigo queriendo..."

No tuve valor de leerlo cuando tuve el papel en mis manos. Detrás, hay unas frases de ánimo:

"Te gusta la imagen ficticia que te hayas llegado a montar en tu cabeza."

"En alguna parte, hay un chico que vale la pena y que te está esperando."

En un primer momento, pensé en rajarlo todo y tirarlo, al igual que hice con toda la propaganda que había ido guardando a lo largo de estos meses. Por otro lado, esos sentimientos comienzan a desvanecerse, de hecho, podría decirse que han desaparecido casi completamente. No me importaría volver a leerlos una y otra vez, ya no significan nada.

He aprendido en este tiempo que tengo cosas más importantes en las que pensar, nuevas ilusiones... Y no, él no forma parte de ellas.

Aunque, me pregunto, ¿si he escrito esto es porque sigue rondando por aquí? Espero que esto sea lo último que vaya a hablar de él.

2 comentarios:

Marienkafer dijo...

Ideales, expectativas, pedestales... Tenemos la manía de poner las cosas o la gente mas allá de donde se merecen, tenemos que aprender que nadie es perfecto, ni siquiera nosotros. La imperfecciones son las chispas de las relaciones, amorosas, familiares, de amistad, si todo el mundo fuese igual el mundo sería muy aburrido.

No te avergüences de lo que escribiste un día, si lo pusiste es porque realmente lo sentías o pensabas, de los errores se aprende.

Unos amigos dicen: El hombre es el único caballo que tropieza 100 veces con la misma luna.

Un beso.

Dani dijo...

deja atrás el pasdo para vivir el presente y descubir el futuro

como siempre prefecto y profundo
I want moreee!!:P